+ 34 972 81 71 30 firvalldaro@hotmail.com

Son muchos los beneficios del masaje deportivo en los atletas y los que no lo son. El masaje deportivo ha sido desarrollado para apoyar a los atletas antes, durante y después del entrenamiento.

Es una herramienta útil para cualquier persona que hace ejercicios que quiera para aumentar la flexibilidad, prevenir lesiones y ayudar a sanar después de una lesión deportiva.

¿Qué es un masaje deportivo?

El masaje deportivo ha sido especialmente diseñado para diferentes tipos de deportes y lesiones deportivas. No es una forma de masaje relajante y a menudo puede ser bastante agotador.

Funciona estirando los músculos tensos, estimulando los músculos inactivos y mejorando las condiciones de los tejidos blandos.

El propósito de este tipo de masaje es reducir el estrés y la tensión que pueden acumularse en los tejidos blandos del cuerpo durante el entrenamiento. Esta forma de masaje se utiliza para:

  • Incrementar la resistencia
  • Mejorar el rendimiento
  • Reducir el riesgo de lesiones
  • Disminuir el tiempo que toma recuperarse de una lesión.

¿En qué consiste un masaje deportivo?

Antes de comenzar el masaje, tu terapeuta informará sobre tu salud y estilo de vida. Te pedirá que te recueste en una mesa de masajes y que te cubras con toallas para proteger tu privacidad y además para mantenerte caliente. Probablemente usará cremas o aceites para masajear suavemente tu piel.

El masaje deportivo se basa en técnicas utilizadas en otras disciplinas como la fisioterapia y la osteopatía.

Este tipo de técnicas incluyen:

  • Desprendimiento de tejidos blandos: bloqueo y estiramiento de tejidos y músculos.
  • Técnica neuromuscular: concentración de puntos de activación en el sistema nervioso para eliminar el dolor y la tensión.
  • Posición de relajación: Para relajar los músculos hiperactivos.
  • Limpieza facial: amasado lento y profundo para liberar el tejido conectivo alrededor de los músculos.

Normalmente se espera que te muevas mucho y comuniques continuamente al terapeuta sobre como respondes a las sensaciones de tu cuerpo. Un masaje deportivo puede causar problemas, así que siempre informa a tu terapeuta si estás sufriendo alguna molestia que llame la atención.

Aquí hay 6 grandes beneficios del masaje deportivo

El mensaje deportivo es una excelente herramienta de prevención y recuperación muscular que es utilizada con mucha frecuencia desde atletas de alto rendimiento hasta quienes se están iniciando en el deporte. Aquí 6 beneficios del masaje deportivo que debes saber:

1- Ayuda a aumentar la flexibilidad

Como atleta, te esfuerzas por dar lo mejor de ti. Pero el entrenamiento constante hace mella en tus músculos. El sobreentrenamiento puede conducir a la rigidez muscular. El masaje deportivo puede ayudar a relajar los músculos tensos y ayudar a aumentar tu flexibilidad.

Un buen masaje deportivo antes de una competencia puede relajar los músculos, aumentar la flexibilidad y mejorar el rendimiento.

2- Acelera la recuperación

Este tipo de masaje mejora la circulación sanguínea. El aumento del flujo sanguíneo nutre y ayuda a reparar los músculos y tejidos que se dañan como resultado del entrenamiento pesado.

Esto lleva a una recuperación más rápida y un retorno más temprano a un entrenamiento efectivo.

3- Aumenta el suministro de oxígeno y nutrientes

Cuando haces ejercicio, tu cuerpo demanda más oxígeno y nutrientes. Debido a que el masaje mejora la circulación, también mejora el suministro de oxígeno y nutrientes a los músculos.

4- Te mantiene más relajado y enfocado

El masaje te puede beneficiar psicológicamente. Pone tu mente en un estado meditativo, aporta efectos calmantes, reparadores y de limpieza mental.

Cuando tu cerebro se encuentra en un estado meditativo, es capaz de clasificar el desorden y se concentrará fácilmente; y esto contribuye a un mejor rendimiento. Un atleta con una mente relajada y enfocada es capaz de ser altamente competitivo en los deportes.

5- Ayuda a eliminar los subproductos del ejercicio

Después de comenzar tu ejercicio, el ácido láctico y el ácido carbónico se acumulan en el tejido muscular. Las contracciones musculares producen estos ácidos como desechos, pero esto es un proceso normal.

Los músculos utilizan las reservas de glucógeno para producir energía, en la que los ácidos láctico y carbónico son subproductos de este proceso metabólico. Los desechos ácidos causan irritación en los músculos. La circulación mejorada a causa del masaje ayuda a eliminar los productos de desecho.

Es por eso, que después del masaje es posible que necesites beber mucha agua para eliminarlos por completo.

6- Reduce el dolor

El aumento del flujo sanguíneo a partir del masaje ayuda a reducir la inflamación que causa el dolor. El masaje deportivo también puede ayudar a aliviar la tensión muscular, que suele ser el resultado de un dolor crónico al aflojar los músculos tensos.

Si eres un atleta, el masaje deportivo te prepara para un mejor rendimiento, y esto también significa menos dolor y lesiones que pueden limitar tu rendimiento. El masaje reduce la fatiga, alivia la hinchazón y la tensión muscular.

Cuando realizas actividades físicas agotadoras, la tensión muscular se acumula en los tejidos blandos del cuerpo. Incluso las lesiones menores y las lesiones que se producen en estos tejidos por una sobreextensión o un uso excesivo pueden causar un dolor significativo, que puede afectar el rendimiento.

El masaje deportivo puede ayudar a reducir el dolor y prevenir lesiones que afectan en gran medida la productividad general en eventos deportivos.

Los beneficios del masaje deportivo definitivamente van más allá de calmar tus músculos. Recibir un masaje de este tipo es una excelente opción si deseas aprovechar al máximo tus habilidades atléticas.

Te recomiendo leer: Ventajas del masaje terapéutico

Precauciones

Hay varias cosas que debes tener en cuenta antes de recibir un masaje deportivo. No se recomienda si tiene:

  • Fiebre o cualquier infección o enfermedad
  • Cualquier herida abierta, hematomas recientes, desgarros musculares, ligamentos torcidos, contusiones, sabañones o quemaduras
  • Cualquier condición médica o enfermedad grave
  • Una infección de la piel.

Es posible que no sea adecuado para alguien con diabetes, por lo que se recomienda hablar con el terapeuta antes de comenzar si tiene alguna inquietud. Debes informar a tu terapeuta si estás (o cree que podría estar) embarazada. El masaje deportivo también puede no ser adecuado para personas con problemas de salud mental aguda o prolongada.

Los terapeutas deportivos están capacitados para reconocer cuándo, y si un masaje hará más mal que bien a su paciente. Si surge una situación de este tipo, se remitirá a otro profesional de la salud.

¡Buen dato!

Una cita regular con un terapeuta de masaje deportivo es una gran idea si siempre está presionando físicamente tu cuerpo. El tiempo que debes pasar entre los tratamientos depende de la frecuencia y la intensidad de tus sesiones de entrenamiento.

Es importante consultar a un terapeuta deportivo calificado si no estás seguro de esto. Pero no dejes demasiado tiempo entre los masajes, de lo contrario el progreso será muy lento.